LOS NEGRITOS DE SAN BLAS

02.02.2022

-CIUDAD/PUEBLO: MONTEHERMOSO (CÁCERES)

-FECHA DEL EVENTO:  2 Y 3 DE FEBRERO DE 2022

-HORA: SEGÚN PROGRAMA DE FIESTAS

-LUGAR: SEGÚN PROGRAMA DE FIESTAS

Siete danzantes con las caras tiznadas con corcha quemada, bailan al son de sus castañuelas, hechas de corazón de encina. Visten el traje típico de Montehermoso con gorro de aspecto militar llamado "Rocaol". Entre ellos está el "Palotero", personaje burlesco que lleva un zurrón de piel con los utensilios de las danzas.

Origen
Cuenta la leyenda popular que hace siglos, una familia muy pobre, de siete hermanos, se acercaba al pueblo todos los años para pedir limosna el día de San Blas, interpretando cada año una danza nueva. Pasados dieciséis años y habiendo interpretado todo su repertorio, pintaron sus caras de negro para hacer creer que eran otros que actuaban. Aún así fueron reconocidos, pero el pueblo les permitió regresar todos los años, con la condición de que interpretasen sus danzas con las caras tiznadas.


Desarrollo
El día 2 de febrero, al atardecer, los Negritos acuden a casa del mayordomo con la cara sin tiznar. Cuando las campanas tocan a la "Velá" se dirigen a la iglesia y bailan la "Zapateta". Después visitan la ermita de San Sebastián y la ermita de San Blas, donde veneran y bailan a los Santos. En esta última, el "Palotero" intenta bailar "Zapateta" pero los demás Negritos se lo impiden y son ellos quienes bailan por parejas. Cuando terminan la danza permiten bailar al "Palotero" quien solicita la ayuda de sus compañeros puesto que sus castañuelas, siendo de corcha, no suenan. El resto de los danzantes lo ignoran.
El día 3, el tamborilero va a casa del "Palotero" y de los demás Negritos para acompañarlos a casa de los Mayordomos, donde se tiznan la cara con corcha quemada. Una vez tiznados se dirigen a al iglesia y recogen al sacerdote y continúan hasta la ermita de San Blas, donde se hace la misa al santo.
Acabada la misa, San Blas es llevado en procesión hasta la Plaza de España. A la puerta de la ermita, los Negritos bailan la "Zapateta" y después, durante la procesión, continúan bailando sobre un pedestal junto al portal de la Casa Consistorial. Allí es donde los Negritos bailan sus danzas populares a San Blas.

Momentos más interesantes
- Santa Misa. Durante la Consagración el tamborilero toca la Marcha Real con la flauta y el tamboril y los Negritos le acompañan con las castañuelas.
- Bendición de los "Cordones de San Blas", que según una creencia popular, protegen de las enfermedades de la garganta.
- Baile de "Los Negritos" en la Plaza Mayor.

MONTEHERMOSO

Montehermoso es un pueblo y municipio español de la provincia de Cáceres, situado en el norte de la comunidad autónoma de Extremadura. Pertenece al partido judicial de Plasencia y a la mancomunidad del valle del Alagón. Se sitúa en una zona llana junto al río Alagón, en el límite entre los regadíos de Coria y las tierras de secano situadas más al norte.

El término municipal de Montehermoso tiene una extensión de 96 km² y en él viven 5680 habitantes. Es el municipio más poblado de su mancomunidad y acoge diversos servicios públicos tanto para la población que alberga como para las localidades de menor tamaño que lo rodean. Dentro del término, la única localidad establemente habitada es Montehermoso, aunque el INE reconoce como núcleos de población a las fincas de Atalaya y Valrío.


El pueblo fue fundado como aldea del señorío de Galisteo en el siglo XIII, y con el tiempo llegó a tener más población que la capital del señorío. En 1834 se constituyó como municipio, al igual que las demás localidades del señorío. Hasta mediados del siglo XX, Montehermoso era un pueblo atrasado, fundamentalmente agrícola, que se encontraba aislado de Plasencia por el río Alagón. Sin embargo, en la segunda mitad de ese siglo, el pueblo se modernizó y el hecho de ser el municipio más grande de la zona favoreció el desarrollo de un sector servicios que en la actualidad atrae al pueblo diariamente a muchas personas de otras localidades menores, si bien la agricultura sigue siendo muy importante en la localidad.

El aislamiento que el pueblo tuvo hasta la primera mitad de siglo XX ha favorecido que hoy se mantengan en el lugar gran cantidad de tradiciones, lo cual le ha valido el sobrenombre de Cuna del Tipismo Extremeño. Entre otras cosas típicas, la localidad es famosa por su artesanía, donde destacan las gorras de Montehermoso y las campanas de Rivera; así como por su folclore, del que destacan Los Negritos de San Blas, declarada Fiesta de Interés Turístico Regional.